16 de diciembre del 2019

¡Hola X-Runners! ¡Hoy os contamos una historia emocionante, de esas que te hacen poner los pies en el suelo con todo lo que te rodea!

Cada mañana el amanecer en el Valle del Rift en Kenia, es igual, baja una temperatura sofocante, de entre las chozas de los poblados, de repente se empieza a vislumbrar una hilera de polvo en los caminos, no son animales de la selva ni el ganado local, sino un coche con unas botellas de agua y detrás una hilera inmensa de corredores de todas las edades, con un denominador común, son de color , ropa de técnica prestada los más afortunados, zapatillas que nosotros tiraríamos a la basura y  que viven en la extrema pobreza, que corren en búsqueda de una oportunidad para salvarse a sí mismos y a su familia si pueden de no morir, de no morir simplemente de hambre…se han levantado a las cinco de la mañana, se han tomado un té y salen hacerse sus 42k , el “peor de ellos” se lo desayuna en 2h 25´! al llegar, beben agua, se toman un cazo de arroz, duermen un poco y vuelta a su lucha diaria de subsistir nada más… es objetivo de cada día…

Foto-Kenia

Pues el keniano Jonah Kipkemoi Chesum, es uno de estos corredores, al cual su representante el inglés James Ruskin, le consiguió a Jonah un viaje a Barcelona, fue para ganar unos cuantos dólares haciendo de liebre en el Zúrich Maratón Barcelona de hace dos semanas, es decir, marcando el ritmo perfecto a los favoritos para que lleguen en el tiempo previsto a la meta. Con esos 3.000 euros, el bueno de Kipkemoi tenía un solo objetivo: comprar una vaca para alimentar a su pequeño hijo de seis meses, con el que vive en una de las clásicas y modestas chozas con el techo de chapa que pueblan Itén, el en Valle del Rift.

Es un atleta paralímpico, Kipkemoi participó en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, donde fue octavo en los 1500m y sexto en los 800m en la categoría T46 debido a una malformación que tiene de nacimiento en un brazo la cual podéis ver perfectamente.

Foto-1

Pues este muchacho ha protagonizado un triunfo inesperado con una gran marca de 2:08:57, sorprendiendo a los principales favoritos, ¡¡dando la gran sorpresa!! El keniano ha iniciado la carrera teóricamente como liebre, pero a medida que han pasado los kilómetros ha visto como hoy se presentaba la oportunidad de su vida. Su discapacidad en la mano derecha le hacía más fuerte mentalmente, ¡¡tenía una oportunidad que jamás soñaba con ella!! Tiró con lo más profundo de su alma y su corazón y cambio de estrategia a partir del km 35 y fue el más fuerte y rápido de todos los aspirantes, ¡¡consiguiendo el sexto mejor registro de la historia de la prueba!! ¡¡Algo increíble!!

foto-2

“Estoy muy feliz por ganar aquí en Barcelona en el primer maratón de mi vida. No me lo esperaba por nada del mundo, yo venía como liebre y no tenía previsto terminar, pero en el kilómetro 35 he visto que iba sin rivales y me he visto con fuerzas”, comentó el inesperado ganador y que además debutaba en la distancia de Filipides.

Su vaca, ya bautizada con el nombre de Barcelona, no será su único premio, se encontró con otros 12000€ como ganador… que aseguran el sustento de su familia para siempre…

Ésta es una historia emocionante, pero una historia mas que se repite cada amanecer en Kenia, chavales superatletas que esperan su oportunidad, una sola bala que no pueden fallar, pues les va la vida en ello, no solo a ellos, sino a toda su familia… pero CUANDO LA MENTE Y EL CORAZON SON CAPACES DE DERRIBAR EL LIMITE FISICO…LA HISTORIA PUEDE CAMBIAR… LA VIDA PUEDE CAMBIAR…Felicidades Kipkemoi y Gracias por lo que nos has enseñado…

foto-3

EL DOLOR ES TEMPORAL…LA SATISFACION ES PARA SIEMPRE, PORQUE EL DOLOR DE HOY, SERÁ TU FUERZA MAÑANA

Y ahora… TRAINING!!

¡ FUERZA Y HONOR X-Runners !    

@davidhcapitan

Los comentarios están cerrados.