27 de octubre del 2021

Hola Chicos, ¿cómo están todos? Espero que todos bien y entrenando como y donde se pueda., buscando nuestro momento del día para ello, porque es eso “nuestro momento”. Y hoy, quiero hablar de algo de nuestro momento, ¿os gusta entrenar con música? Con o sin música son vuestros entrenamientos. Pues de esto quiero hablaros hoy un poquito.

Yo como siempre os hablo desde mi experiencia y con mis resultados obtenidos. A mí la música me encanta para entrenar, para salir a correr, sobre todo. Pero hay dos momentos que no me gusta la música. Uno cuando voy de vez en cuando al gym la verdad que, aunque no me guste nada el hilo musical no me gusta ponerme auriculares porque me aíslo de todo el mundo y bueno, también es bueno conocer gente, compartir entrenos y risas… pero es habitual ver a gente con sus auriculares entrenando en el gym, no digo ni que este bien ni mal, cada uno tiene sus manías, por eso yo en el gym no me pongo música generalmente. En otro momento que no me gusta nada ponerme música es cuando participo en alguna carrera popular. Es increíble en los primeros kms de un Maratón el sonido de miles y miles de zapatillas sobre el asfalto, la respiración de todos a la vez, el sonido del sufrimiento en el km 35, siempre conoces a alguien o que te animan o que tu das ánimos o compartes algún tramo de carrera, esos sonidos del ambiente y del interior de la carrera son impagables y forman parte de la experiencia, cosa que si vas con música no percibes su pureza, pero para gustos los colores claro está.

Otra cosa es para mis entrenamientos mañaneros de correr o mi entrenamiento funcional, suelo entrenar entorno a las 07:00h, y aquí el invierno es largo y durillo a esas horas por lo que la música para mi es fundamental. Me despierta y me pongo en marcha cada día a ritmo de Rock and Roll.

Está demostrado que escuchar música hace que seamos menos conscientes del esfuerzo que estamos realizando. Incluso científicamente demostrado, consigue que tengamos un rendimiento de hasta un 15% más que si entrenamos sin música; siempre y cuando sea música que nos guste y sea estimulante, en mi caso una buena sesión de rock me pone las pilas y me ayuda a darme caña cada. La música hace que nos cueste menos soportar el esfuerzo físico, sufrimos más a gusto. A parte que te mentes en ritmo y hace que aumentes tu velocidad sin darte cuenta, algo que hay que tener cuidado dependiendo del tipo de entreno. La música además también actúa sobre nuestro estado de ánimo, con lo que para entrenar es recomendable música que te guste pero que sea cañera, no música tranquilita, baladas o cosas así.

Una cosilla que tenemos que tener en cuenta también es del riesgo también que tiene la música si corremos o montamos en bici por ciudad o zonas concurridas, puede que nos quite oído y atención sobre posibles peligros, coches, otras personas, etc., o sea que tener cuidado con el volumen en este sentido y con el volumen que no sea muy alto de manera diaria porque puede dañar el oído como bien todos sabéis.

En resumen, podemos decir y afirmar claramente que la música consigue que 1/ AUMENTEMOS NUESTRA CONCENTRACIÓN, que tengamos 2/ MEJOR RENDIMIENTO DEPORTIVO y que tengamos la 3/ SENSACION DE MENOS SUFRIMIENTO Y ESFUERZO, además de 4/ IMPULSAR NUESTROS ENTRENAMIENTOS, 5/ COMBATIR EL ESTRÉS. Estos 5 aspectos más que positivos en nuestro día a día, entreno a entreno.

En fin, yo música si rotundamente para lo que os he comentado. Y ¿vosotros? Podéis escribirme y contarme vuestra experiencia al respecto si os apetece. También deciros que aquí en nuestra web tenéis una lista de Spotify con la música que utilizo para entrenar cada día cuando veo salir el sol..

 

algo bueno de la musica: ¡cuando te golpea no sientes el dolor!
¡¡¡ la musica te lleva a ese mundo magico donde eres libre de ser y SENTIR!!!
¡Y ahora… TRAINING, ¡CUIDENSE!!

¡FUERZA Y HORNOR X-Runners!
@davidhcapitan

 

Los comentarios están cerrados.